El color es la vida, la esencia del ser, la vibración de creación

Nací en Moscú, la ciudad que no ve el sol del Octubre al Abril, cuando las nubes pesadas rellenan el cielo, donde el Frío se encuentra con la Oscuridad y todo queda monocromo en las tonalidades infinitas del gris.

Mi vida en la masia antigua ubicada en el macizo de las Gavarres en la comarca de Girona es un sueño maravilloso.  Aquí cada instante esta envuelto de belleza, tranquilidad y magia. Los rayos de sol acarician las montañas pintando la suavidad de sus formas de verdes y azules. Cada atardecer en un espectáculo de tonalidades imposibles de carmín, fucsia, rojo oscuro, violeta, lavanda, amarillo, ocre y oro. 

PoLina.

Este sitio web utiliza cookies. Si hay todavía vela consideraremos que usted está de acuerdo con su uso. Más información sobre cookies